vie. Jul 3rd, 2020

El legado de Pablo Escobar en la politica colombiana

En nuestra píldora para la memoria, le recordamos a la opinión publica que los lideres de oposición no son los únicos con un pasado controversial

Una de las más arriesgadas apuestas de Álvaro Uribe en su ya larga carrera política fue haber incluido a José Obdulio Gaviria en el puesto 9 de la lista del Centro Democrático para el Senado.

Todo comenzó cuando, en el 2003, fue asesor presidencial de Álvaro Uribe y se mantuvo en el cargo hasta el 2009. Hoy en día es uno de los líderes de la bancada del Centro Democrático en el Congreso de la República.

Jose Obdulio Gavirira es un abogado y politico colombiano de 64 años, nacido en La Ceja, Antioquia, el 29 de noviembre de 1952, provienes de una polemica familia, pues su primo fue nada mas que Pablo Escobar,

Jose Obdulio y Pablo Escobar son nietos de Roberto Gaviria Cobaleda, un reconocido contrabandista de aguardientes de Tapetusa en toda el área de Cañasgordas y Frontino. Su abuelo era un hombre controversial pues hacía caletas para esconder el licor de contrabando, organizaba funerales falsos para llevar escondido el aguardiente en los ataúdes, y era muy estricto al momento de cobrar sus deudas. Lo hacía, incluso, a mano armada.

Muchos no lo saben pero el inició su trayectoria política como miembro del partido Partido Comunista de Colombia – Marxista Leninista (PCC-ML), en la Universidad Bolivariana, el cual promulgaba ideas anticapitalistas y antiestadounidenses.

Jose Obdulio Fue uno de los miembros fundadores del movimiento Marxistas Firmes, junto a Enrique Santos Calderón y Gabriel García Márquez, movimiento asociado a la revista Alternativa a principios de las década de los 80.

Sus hermanos Luis Mario y Jorge Fernando Gaviria Vélez estuvieron presos en Estados Unidos por narcotráfico. Esto sucedió en 1983, según registros en archivos judiciales de ese país.

Cuando se le preguntó a Gaviria sobre lo ocurrido, el hoy senador contestó: ”Es un hecho que ocurrió hace 22 años. Ellos han pagado un costo enorme. Se han logrado convertir en gente notablemente buena. Están cumpliendo una labor profesional, humana y personal grande, pero es un hecho y uno no tiene por qué calificarlo”.

Su otro hermano, Carlos Alberto Gaviria, fue acusado en 2007 de prestar su nombre a Carlos Molina Yepes con el fin de ocultar el patrimonio de este último. Molina fue el pagador de los sicarios que asesinaron a Guillermo Cano.

Por otro lado Roberto Escobar alias ‘el osito’ en su libro “Mi hermano Pablo” reseñó a José Obdulio Gaviria quien según el texto solía visitar a los hermanos en la famosa Catedral, donde estuvieron recluidos luego de su sometimiento a la justicia.

No solo es mencionado en ese fragmento, “De acuerdo con Roberto Escobar, José Obdulio, Gaviria acompañaba a Pablo Escobar a reuniones nocturnas que organizaba el narcotraficante para repartir casas gratuitamente entre los pobres, en el desarrollo de la campaña “Medellín sin Tugurios”, que el jefe del cartel de Medellín financió. A esas reuniones, Escobar solía asistir “acompañado, de un primo que ya estaba metido en la política, llamado José Obdulio”, sostiene Roberto Escobar en la página 155 de su libro.

Roberto Gaviria ” el osito”

Este no es el unico cuestionamiento a Jose Obdulio pues como asesor presidencial, Gaviria manifestó que no apoyaría las marchas en homenaje a las víctimas del paramilitarismo, la parapolítica y los crímenes de Estado del 6 de marzo de 2008, argumentando que era convocada por las FARC y que los paramilitares eran un grupo en proceso de desmovilización.

​ Antes de dicha declaración, la Agencia de Noticias de la Nueva Colombia (Anncol), que difunde de manera oficial información de las FARC y está vinculada a esta, había anunciando su respaldo a la nueva convocatoria. Iván Cepeda Castro expresó que su movimiento rechazaba cualquier adhesión de grupos al margen de la ley y criticó al gobierno por no rechazar el respaldo de los paramilitares a la marcha del 4 de febrero de 2008 contra las FARC.

Tras las declaraciones en contra de la marcha, 63 congresistas estadounidenses le enviaron una carta al Presidente Álvaro Uribe Vélez cuestionando la actitud de Gaviria.

El 18 de abril de 2008, Gaviria respondió en carta abierta​ a la opinión pública argumentando que exaltaba con entereza a Cepeda, al repudiar el apoyo de las organizaciones terroristas a la marcha del 6 de marzo, que ofrecía su solidaridad en la lucha por “hacer visibles a las víctimas del terrorismo y para que haya verdad, justicia y reparación”, pero que debido a que las FARC, pública y abiertamente, invitaban a la marcha, se oponía a la convocatoria.

Argumentó que “condenar los ‘crímenes de Estado’, cuando no existe ninguna política atribuible a las instituciones legítimas sino unos casos e individuos que deben y están siendo condenados por la justicia”, le parecía un “despropósito con la autoridad que vela por la vida” de todos los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *