mié. Nov 20th, 2019

El matemático colombiano Sebastián Hurtado resolvió la conjetura de Zimmer

El bogotano Sebastián Hurtado Salazar dedicó su vida a las matemáticas puras, lo que lo llevó a interesarse por resolver la conjetura de Zimmer, algo que creía que le tomaría una gran parte de su vida lograr darle respuesta, pero lo pudo lograr en poco tiempo en compañía de otros colegas.

Pero la dificultad no le impidió decidir dedicar su vida a resolver la conjetura de Zimmer, mientras que era profesor en la Universidad de Chicago.

“Escuché sobre ese problema gracias a mi director de tesis, empecé a leer de qué se trataba, comencé a pensar en el problema. Sabía que podía pasar muchos años en él. Tal vez toda mi carrera”, indicó Sebastián durante.

La conjetura que debía resolver el matemático colombiano era la siguiente: “Para n >= 3, si Γ < SL(n, R) es una retícula y M es una variedad suave, si la dimensión de M es menor que n-1, cualquier homomorfismo de grupos Γ → Diff(M) tiene imagen finita”.

Pero por la dificultad del tema, Sebastián intentó explicarle a El Espectador usando un lenguaje común para entender la solución. La conjetura de Zimmer es una ecuación con números y variables que indican objetos geométricos complicados con muchos parámetros, es decir, entre más dimensiones se tenga en un espacio geométrico, más simetrías habrá, pero qué ocurriría si esas simetrías se hacen ‘flexibles’ y no ‘rígidas’, indicó.

“Tuve la fortuna de conocer gente e ideas de otras personas que habían pensado sobre el problema. Hay muchos colegas muy inteligentes, y entonces empezaron a aparecer técnicas y formas de ver las cosas que ayudaron a ver que era posible resolverlo”, dijo Hurtado para referenciar que no era el único que trabajaba en resolver el problema.

Entró a la Facultad de Matemáticas de la Universidad Nacional y allí comenzó su relación con los conceptos básicos de las simetrías, solo en las clases de su Maestría en el Instituto de Matemáticas Puras y Aplicadas en Río de Janeiro sobre el tema de simetrías, comenzó a intensificar su interés, pero decidió dedicarse por completo a resolverlo cuando realizó su doctorado en la Universidad de Berkeley en California. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *